Río o Arroyo, el fluir del tiempo

De la serie Río ó arroyo

“Mirar el río hecho de tiempo y agua Y recordar que el tiempo es otro río, Saber que nos perdemos como el río Y que los rostros pasan como el agua”

Jorge Luis Borges

Agua, como uno de los cuatro elementos. Es un elemento vital que no se reduce a los ríos, los lagos y los océanos, está en el origen de la vida y concierne tanto a la existencia de la fauna y de la flora como al futuro del ser humano y del planeta. Un ente fundamental para la creación, pero también para la destrucción. Como consecuencia es un punto de reflexión infinita. Se manifiesta en diversas formas: Como piedra de granizo, copo de nieve, bloque de hielo, niebla, nube, gota, arroyo, río, océano. Se presenta como espejo, remolino, ola, inundación. Se eleva y cae. Se evapora y desciende. Si se intentan confinar sus movimientos serpenteantes, tiende a romper las barreras, sentimos su pulsación en nuestro interior. En exceso o en ausencia proporciona una muerte rápida ahogarse o morir de sed. Sin agua la voz no encontraría sonido, la lengua se pegaría al paladar. También los ojos caerían secos, inelásticos y sin brillo de sus cavidades, vemos el mundo a través de esferas de agua.